Monday, 12 December 2016

Dubai. Arena y Nieve

Una tierra de contrastes e increíbles obras maestras hechas por la mano del hombre.

Dubai es una ciudad en la que desde fuera parece no tener límites, la capital de Oriente Medio, desde hace años nos ha reflejado puro lujo y extravagancia, lejos de aquellos mercaderes y pescadores que poblaban ésta tierra hace unas pocas décadas.



Con esperanzas de encontrar no más que un gran amazijo de hormigón acero y cristal, es una ciudad que ha acabado por deslumbrarme. No es el destino mochilero por excelencia, ni un lugar que, a simple vista, ofrece mucho más que lujosas actividades. 

Tras mi tercer paso por la gran capital de Oriente Medio, ésta vez con más tiempo para explorar, decidí adentrarme en las zonas de la ciudad algo menos transitadas por los occidentales. En las que hoy en día aún se comercia con especias, alfombras y telas de seda. Ésto ya parece aquel lugar que tanto deseaba encontrar.

Abandonado el Aeropuerto Internacional de Dubai, puedes dirigirte a Deira, una zona de la ciudad en la que no hay grandes rascacielos, hay grandes canales de agua y en dónde encontrarás el antiguo zoco (Souq) / mercado de la ciudad de Deira. Lleno de especias a muy buen precio prendas de cachemir y seda, recuerda que ésto es Oriente Medio y está habitado por Árabes, tienes que regatear y negociar en cada compra que hagas, si no, acabarás pagando una fortuna por cualquier cosa. Como ejemplo, en uno de los mercados compré un par de prendas para reglar, el primer precio fué de 1400 Dihrams (350€), al final acabé pagando 200 Dihrams (50€), lo que fué una gran compra, así que ¡nunca te quedes con el primer precio! compara y regatea.



Después del zoco, te encontrarás con el canal "Dubai Creek" en el cual hay antiquísmas embarcaciones de madera transportando todo tipo de mercancías, parecen pequeñas ciudades flotantes, en las que sus tripulantes parecen haber habitado por generaciones sin a penas haber tocado tierra. Para cruzar el canal puedes caminar unos pocos kilómetros hacia el interior de la ciudad o cruzar en pequeñas barcazas de madera por a penas 1 Dihram. Te llevarán cerca de la entrada a otro zoco, ten cuidado, tienen algunas cosas impresionantes y sus vendedores son muy cautivadores.

Si continúas moviéndote hacia el norte de la ciudad te irás topando con algunos rascacielos y poco a poco reconocerás alguno de sus muy emblemáticos edificios. Hay algunas zonas, como al rededor del Burj Khalifa, edificio más alto del mundo, por las que vale la pena dar un paseo, así como asistir a uno de los numerosos shows en la fuente situada a los pies del Burj Khalifa.

En Dubai Marina encontrarás una vez más otra área en la que dar un buen paseo y perderte entre gigantes de acero y cristal, ésta vez con un inmenso canal y pequeños cafés a la orilla, vale la pena pasar una mañana por ahí.


Y lo más remarcable e interesante de éste corto viaje fué Ski Dubai, situado en The Mall Of Emirates, encontrarás una pista de ski y snowboard apta para todos los niveles. Superó mucho mis expectativas, dos inmensas pistas de esquí dentro de un centro comercial, junto con un parque de nieve que alberga incluso pingüinos. El precio no es muy elevado, para estar en Dubai, por a penas 200 Dihrams (50€) tendrás acceso durante dos horas con todo el equipamiento incluido, o 500 Dihrams (125€) para estar todo el día.






No comments:

Post a Comment

Selecciona una opción para identificarte más abajo. Puedes iniciar sesión o comentar como anónimo.

¿Quiénes somos?

SíndromeViajero.com está compuesto por viajeros como tú, mochileros que dedican su tiempo a viajar por el mundo. No sólo contamos nuestras experiencias en la carretera o recomendamos sitios a los que ir, sino que es toda una ventana a la vida de los viajeros.




Logo Sindrome Viajero

Blog de viajes narrado por Hector Niembro y Adrián Nieto. Dando a conocer aventuras de sus mochilas al rededor del mundo