Monday, 16 September 2013

Semuc Champey / Lanquin, Última parada en Guatemala.

Una vez deje atrás La Antigua, 8 horas de camino en un shuttle me esperaban hasta Lanquín, el pueblo por el cual se accede a Semuc Champey, al este del país.

Las últimas dos horas de camino se hacen eternas, entre la selva y caminos de barro se hace de noche y finalmente llegamos a "El Muro", el hostal en dónde me esperaba ya un amigo que había llegado unas horas antes,  éste día coincidió con el festejo del nuevo año para los Israelitas que se encontraban allí, entre "drinking games" largas pláticas y demás se acabó la noche, al día siguiente nos esperaba un largo día para descubrir Semuc Champey.

Por la mañana, a eso de las 6 am, nos levantamos, desayunamos pusimos rumbo hacia Semuc, nos acercamos a la carretera de barro que tras 9 km y 45 minutos (debido a las malas condiciones de las carreteras) subidos en una camioneta pick-up llegamos a Semuc, desde antes de llegar puedes admirar la naturaleza que te rodea, estas en medio de montañas, ríos y algunas pocas casas desperdigadas.

A la entrada de la finca que alberga nuestro destino nos recibe una familia de monos araña desde las copas de los árboles, y una vez pagada la entrada, de Q50 para turistas, quedan unos 15 minutos de caminata hasta llegar al paraíso. Es indescriptible lo que se te presenta, piscinas naturales de color turquesa, formando pequeñas cascadas entre unas y otras, todas ellas alimentadas por agua de los manantiales aledaños, rodeadas de vegetación y tranquilidad.

Continuando unos metros más por el sendero nos encontramos con "El Sumidero", en dónde el río que precede a las pozas se hunde literalmente en una cueva, pasando por debajo de todas las piscinas a lo largo de 300 metros. Al finalizar la última poza nos encontramos con una gran cascada, y por dentro de ésta, detrás de la pared de agua, está la salida de la cueva que 300 metros antes escondía el agua, aquí parece que fuera un tubo a presión.


Lo mejor de todo es que puedes nadar libremente entre las pozas, saltar desde sus pequeñas cascadas, descubrir otras pequeñas cuevas a lo largo de todo éste monumento natural, y para finalizar descender por una escalera colgante la última cascada e internarte en la cueva por la que pasa el río, una experiencia increíble, con muchas aventuras y que sin duda vale la pena visitar, uno de los mejores lugares de Guatemala.

Todo el tiempo allí fue una gran experiencia, al rededor de una semana entre las montañas, la jungla, Semuc, ...
















No comments:

Post a comment

Selecciona una opción para identificarte más abajo. Puedes iniciar sesión o comentar como anónimo.

¿Quiénes somos?

SíndromeViajero.com está compuesto por viajeros como tú, mochileros que dedican su tiempo a viajar por el mundo. No sólo contamos nuestras experiencias en la carretera o recomendamos sitios a los que ir, sino que es toda una ventana a la vida de los viajeros.




Logo Sindrome Viajero

Blog de viajes narrado por Hector Niembro y Adrián Nieto. Dando a conocer aventuras de sus mochilas al rededor del mundo